El grupo

Alurr
Dantza
Taldea

Alurr Dantza Taldea es un grupo de baile vasco de Ibarra, un pequeño pueblo de Guipúzcoa. El grupo empezó su recorrido en 1995, y basándose en la danza tradicional vasca, se ha transformado en un proyecto personal con una perspectiva que va más allá de la danza.

Gracias a coreógrafos/as conocidos/as y a la visión innovadora de los/as jóvenes bailarines, este grupo ha podido crear nuevas coreografias, siempre partiendo de pasos y bailes vascos.

Gracias a ésto, teniendo una base tradicional, Alurr ha podido adquirir una identidad innovadora; y fusionando el baile tradicional vasco tanto con el baile clásico como con el contemporáneo, el grupo ha sabido llevar esta fusión a su música, sus ritmos y su vestimenta.

El grupo ha ido ofreciendo sus espectáculos sobre todo en las distintas provincias del País Vasco, pero a lo largo de estos años también ha tenido la oportunidad de ofrecer sus bailes en distintos lugares más allá del País Vasco, como Francia, Eslovenia, Alemania, Irlanda, Italia, Galicia o Cataluña.

Como consecuencia de todo este trabajo, Alurr ha llevado a escenario distintos espectáculos

Sua (2008 ) , Oinazez (2010), Izanak Dirau , 1512 (2012 ), Uztartuz (2012) eta Soinaz (2013) , Bi punturen artean (2015 ) Maruxak, sorginkeriaren sorterri ( 2017) , e Irradak (2017)

Desde 1995
hasta hoy en día

nuestra historia año a año

  1. El grupo de baile nace con el nombre de “Azkunde”, después de que un grupo de madres y padres se juntara con la ikastola con intención de trabajar a favor de la cultura. Azkunde estaba formado por unos/as jóvenes del pueblo y dos txistularis.

  2. Gracias a la ayuda de los profesores del grupo de danza de Tolosa “Arkaitz”, el grupo siguió adelante. Las actuaciones se hacían a finales de curso, junto con las fiestas de la juventud del pueblo, para poder enseñar lo aprendido a lo largo del año.

  3. En estos tiempos Jose Luis Zubeldia empezó a dar cursillos de baile en el pueblo. El grupo de baile se federó en 1993, y ese mismo año se hicieron los primeros trajes para los/as dantzaris. También se cambió el nombre del grupo después de encontrar la palabra “Alurr” (tierra) en un libro de mitología.

  4. En estos años se formó el primer grupo de chicos. Junto con eso, también llegaron nuevos bailes. En 1998, Alurr bailó en Kilometroak, en Tolosa.

  5. Durante estos años, el grupo pasó por una época difícil. Quedaba poca gente, y los que quedaban no tenían tiempo para sacar el grupo adelante. Ante esta situación, se convocaron reuniones en el pueblo, y finalmente se trajo a Edu Muruamendiaraz como profesor. Edu, manteniendo las bases de la danza tradicional, innovó en coreografías, trajes y también en la escenografía. Desde entonces, ese es el rumbo que sigue Alurr.

  6. En esta época el grupo bailó por primera vez fuera del País Vasco: Italia, Barcelona, Alemania, Irlanda…

  7. Alurr presentó su primer espectáculo: Sua. Además, el grupo tuvo la oportunidad de bailar en Eslovenia.

  8. El grupo ha seguido viajando: Francia, Galicia, Barcelona… y bajo la dirección de Iñaki Agirre y Aiert Beobide ha presentado diversos espectáculos: Oinazez, Soinaz, Izanak Dirau 1512, Uztartuz, Lanabesak, Bi Punturen Artean, Maruxak e Irradak.

Filosofía

Una vez, una anciana de pelo blanco dijo lo siguiente: “Somos como los amaneceres; aparecemos y desaparecemos. Y aunque a veces seamos muy importantes para alguien, muchas/os otras/os ni nos conocerán. Y todo es así, como la vida misma. Aparecer y desaparecer. Algunas/os nos quieren con ellas/os, pero nosotras/os solo estamos aquí de paso”.

 

Partiendo desde esa frase, entenderíamos nuestro ser como esa chispa que se enciende para un único momento. La chispa que encenderá el fuego de las/os que vienen o la que alumbrará el camino.

 

Podríamos enlazar esto con la metáfora: sembramos las semillas que nuestros antepasados plantaron en nuestras entrañas. Y nosotras/os, tenemos al baile como transmisión, el baile como ilusión, percusión, emisión, adoración, inspiración, vocación, declaración y tradición.

 

En el salto que damos desde la tradición a la creación, cada paso es bailado con ritmo y gran pasión.

 

La diligencia de tener que representar nuestra tradición la pusimos sobre nuestros cuerpos hace mucho tiempo; aunque mezclamos esa misma tradición con el contemporáneo. Al final, intentamos explicar con el baile lo que no sabemos decir con palabras.

 

A pesar de sentirnos arraigados por la cultura vasca, somos un grupo que también se alimenta por otras culturas. Enriqueciendo y ampliando nuestra cultura con otras de distinto fuente y origen.

 

Alurr es tierra. Dejando huella recopilando semillas poquito a poco.

 

¡Somos porque lo fuisteis, porque somos lo serán! ¡Todas/os somos Alurr!

X